Al momento de estar leyendo esta información existe una gran posibilidad que tengas entre 3 a 14 libras de materia fecal en el colon. Este alimento es altamente toxico y un ambiente ideal para cualquier tipo de agente patógeno como son los gérmenes, virus, parásitos, toxinas y el hongo llamado cándida.
Este alimento se encuentra suprimiendo el sistema inmunológico y digestivo, causando problemas de gases, inflamación, estreñimiento y reduciendo drásticamente la asimilación de nutrientes en su organismo.

No es raro saber que la materia fecal que no logramos desechar nos cause enfermedades e infecciones, a este fenómeno se le conoce como auto-intoxicación, es decir, el mismo cuerpo se encuentra intoxicándose debido a que no ha podido liberar el exceso de toxinas. La habilidad que el cuerpo ha perdido para desechar este exceso de toxinas puede deberse a varias cosas pero casi siempre el problema se debe principalmente a los malos hábitos alimenticios, la falta de ejercicio y altos niveles de estrés.

 

 

Idealmente, según al número de veces que se come durante el día, debería de ser el mismo número de veces que se defeque. Esto es debido a que solo obtenemos de los alimentos el agua y la energía (calorías) que cada uno de ellos posee, por lo tanto, aproximadamente la misma cantidad en masa de alimento que consumimos debe de ser eliminada, de lo contrario, ocurre un cúmulo de materia fecal a través del alimento sin digerir.

Claro que no todos los alimentos son iguales, las frutas y verduras las cuales están formadas principalmente por agua (más del 80%) serán eliminadas prácticamente a través de la orina, pero, siendo realistas, Puerto Rico es un país que no tiene la cultura de incluir este tipo de alimentos en su dieta de forma cotidiana. Somos una cultura que la mayoría de su alimentación se basa en harinas refinadas, carnes rojas, comidas enlatadas y procesadas y “fast foods”. A parte de que alguno de estos alimentos no tienen valor nutricional, no poseen gran cantidad de agua, lo cual los hace menos favorable.

 

 

Entonces, si del cuerpo no sale la cantidad aproximada del alimento consumido, este se queda en el colon. Como mencioné en un principio, al cabo de unos días de estar este alimento sin digerir en el colon, se empieza a descomponer generándose inflamación y un ambiente ideal para cualquier agente patógeno.

 
 

Actualmente el cumulo de materia fecal en el colon es un problema de más del 90% de la población. Esto es muy notorio principalmente en personas obesas y con sobrepeso. Esta materia fecal se ve reflejada a la altura de la vejiga (aproximadamente 3 dedos abajo del ombligo).

 
 

Las principales causas a este problema es el consumo de alimentos refinados, tales como el arroz blanco, el pan y dulces blancos, harinas blancas, pastas de semolina, el consumo de antibióticos y la combinación de ciertos alimentos. Como nos podremos dar cuenta, prácticamente todos realizamos alguna si no es que todas las principales causas del problema.

 
 

• Dolores de espalda, cuello y hombro
• Enfermedad de Crohn’s
• Problemas de la piel (acné)
• Síndrome de colon irritable
• Falla en la concentración
• Hemorroides
• Fatiga
• Mal aliento
• Catarros y gripe
• Alergias
• Estreñimiento
• Síndrome premenstrual
• Problemas digestivos
• Depresión e irritabilidad
• Flatulencia
• Infecciones frecuentes
• Inflamación (colitis)
• Cáncer de colon y otros más

 
 

Si usted alguna vez has consumido algún alimento refinado, antibióticos, has tenido problemas de estreñimiento, gases, inflamación, indigestión, colitis, hemorroides, diarrea o simplemente consume alimentos no orgánicos, es recomendable realizarse esta limpieza.

Aun si no padeces de estreñimiento, una limpieza de colon puede ayudar a cualquiera, especialmente a las personas mayores. Todos nosotros somos susceptibles a intoxicarnos con sustancias comunes provenientes de la dieta, del ambiente, del estrés, etc. Sustancias como metales pesados y pesticidas.

El tipo de dieta, la falta de ejercicio y otros hábitos hacen que el colon tenga más carga y por lo tanto más trabajo. El realizar ejercicio ayuda a estimular los músculos del abdomen creando un estímulo para evacuar parte del alimento que se puede quedar atorado, por lo tanto este es siempre recomendado.

 
 

Alivio al problema del estreñimiento, mejor digestión, mejor absorción de alimentos, reducir peso y talla (especialmente a la altura de la vejiga), mayores niveles de energía, de concentración, piel, uñas y cabello más brillantes, entre otras cosas.

 
 

En H20 realizamos las hidroterapias del colon utilizando el moderno Y EFECTIVO sistema aprobado por la FDA, Angel of Water,  el cual utiliza agua purificada a temperatura controlada para irrigar el colon, sin aplicar presión, ya que el agua baja por gravedad.  

Nuestro centro está certificado y le ofrecemos un ambiente relajado y esterilizado en donde se sentirá como en su casa.  Luego de la sesión de hidroterapia, nuestros clientes se sienten livianos con más energía y con una sensación de bienestar general.

 
 

Los laxantes no son formas de llevar a cabo esta limpieza debido a que crean dependencia y solo retiran las ultimas capas de materia fecal las cuales aún no han endurecido y no actúan sobre las capas ya endurecidas. Además, los laxantes convencionales como lo es la leche de magnesio, tienen un alto contenido del metal pesado Aluminio el cual es muy tóxico para nuestra salud.

   
 

 


  Prohibida la reproducción total y/o parcial de este portal sin el consentimiento de H20 Colon Health & Spa.
  La información provista en este sitio web no intenta diagnosticar, tratar y o curar enfermedades. Consulte a su médico.